Cómo analizar la dureza del agua en casa

El agua de la red de suministro antes de llegar a nuestra casa ha sido sometida a varios filtros y pruebas de calidad, pero a pesar de ello puede que no sea tan pura como pareciera a simple vista. El problema más grave es la cantidad de cloro que esta pueda contener así como una concentración excesiva de minerales o metales pesados que son dañinos para nuestra salud y que sin saberlo pueden estar presentes en el vaso de agua que nos servimos para beber.

Todos sabemos que el agua que sale por los grifos de la casa es potable, pues se le han realizado pruebas y análisis de laboratorio para lograr que así sea. Sin embargo debemos tomar consciencia que entre una zona geográfica y otra pueden existir diferencias importantes en la calidad del agua. Las razones generalmente se ubican en las condiciones de la fuente desde donde proviene o son producto del mal estado de la red de tuberías de distribución del agua, pero la consecuencia es que su consumo no será lo más recomendable. Si esto te preocupa y en muchas ocasiones te has preguntado ¿cómo analizar la dureza del agua en casa? O  ¿Cómo saber si se puede beber o no? A continuación conocerás algunas formas sencillas de obtener una respuesta, solo visita el blog.

Test para medir la dureza del agua

Si bien es cierto que solamente los laboratorios cuentan con toda la maquinaria y equipos necesarios para determinar con exactitud los niveles de sales minerales, cloro, metales pesados u otros elementos suspendidos que pueda contener el agua que llegará por las tuberías para el consumo humano, también lo es que existen algunos aparatos que al estar al alcance de la gran mayoría, permiten comprobar en casa el estado del agua y hacen posible obtener una de altísima pureza mediante el uso de descalcificadores y depuradoras de agua si esto fuera necesario.  Estas últimas lo logran mediante el proceso de osmosis inversa.

Pero veamos en primer lugar cuales son las técnicas y equipos que nos ayudaran a determinar la calidad del agua de nuestro hogar.

Medidor TDS electrónico

Un equipo que a menudo es utilizado por los fontaneros para medir la dureza del agua es el medidor TDS electrónico, que aunque no es un equipo económico, ofrece  una gran precisión cuando se trata de medir la cantidad de sales presentes en el vital líquido. Utilizarlo es bastante sencillo y además usualmente vienen de fábrica con un manual de instrucciones y los significados de las lecturas de las mediciones obtenidas durante el uso. Estas vienen expresadas en PPM, lo cual hace referencia a la cantidad de partes por millón de la concentración.  Para comenzar a utilizarlo tan solo se debe introducir el equipo en una muestra de agua, encenderlo y esperar los resultados en la pantalla del aparato. El valor numérico que allí aparezca significará que por cada millón de partes de la muestra esa será la cantidad de sales minerales  presentes en la misma.

EC (Conductividad eléctrica)

Otro método utilizado con frecuencia se basa en la conductividad eléctrica del agua, la cual como ya es sabido está muy relacionada con la cantidad de sales minerales que esta contenga. Puede decirse entonces que a mayor concentración de estos elementos en el agua mayor será también su capacidad de conducción. Si ya te estás preguntando como se hace para medirla, pues la respuesta es que en las tiendas especializadas conseguirás un equipo que se encarga de realizar este trabajo, es el que se denomina medidor de conductividad. Su precio, al igual que el del medidor TDS electrónico tampoco resulta económico, aunque debe decirse que durara bastante tiempo antes de alcanzar el fin de su vida útil.  Proceder a utilizarlo no reviste de ninguna complejidad, tan solo debe tomarse una muestra del agua que llega por la tubería, introducir el equipo en ella y se obtendrá un número que representa la cantidad de sales que esta contiene.  Para interpretarlo tan solo se debe revisar el manual de instrucciones donde al comparar el valor obtenido en casa con los de las tablas referenciales que acompañan al aparato podrás determinar si requieres colocar una depuradora de agua o un equipo descalcificador.

Tiras reactivas

Existe un método que si está prácticamente al alcance de todos pues además de ser barato es fácil de conseguir. Se trata de la utilización de tiras reactivas para determinar el nivel de impurezas que contiene el agua y por tanto conocer su nivel de   pureza. Utilizarlas es también bastante sencillo pues solo basta introducirlas en un vaso que contenga una muestra del agua que llega a través de los grifos de tu casa y esperar su reacción al interactuar con los iones de magnesio, calcio u otras sales minerales que esta contenga. Después de un breve lapso de espera notarás que estas cambian de color y con la ayuda de la leyenda de colores con las que vienen de fábrica, podrás tener una idea de la calidad del agua que llega a tu hogar.

Aunque el grado de precisión de estas tiras no iguale al de los dos métodos señalados más arriba en este mismo texto, tiene la ventaja de que sin ayuda de un profesional de la fontanería podrás obtener unos resultados que te lleven a consumir tranquilamente el agua o por el contrario tomar medidas para mejorar su calidad.

Test líquido

Otra prueba con la que seguro estarán muy familiarizados los que tengan una piscina en casa es la de los test líquidos, pues ella se utiliza regularmente para mantener el agua de la misma en buenas condiciones. Este producto también es fácil de conseguir y al abrir el empaque te encontrarás con dos disoluciones diferentes. Para utilizarlas correctamente tan solo debes seguir las instrucciones al momento de verterlas en la muestra de agua y esperar al cambio de color que se producirá en ella. Para saber si la calidad del agua de tu casa es adecuada para el consumo, tal como sale del grifo, tan solo debes comparar el resultado arrojado con la tabla de colores que acompaña el producto y determinar entonces si necesitas colocar un descalcificador o una depuradora.